Blogia
sinequipaje

¿Fantasía o realidad?

la Tierra desde el espacioPartimos de la Tierra: 3… 2… 1… GO! Debajo de nosotros se enciendo una gran llamarada, el asiento vibra (menos mal que llevo el cinturón de seguridad puesto), algo nos empuja lejos del suelo… ¡Mira!, qué pequeñita se ve la gente desde aquí. Ya no hay gente. ¿Y esa cortina blanca? – Acabamos de atravesar los cirros, una especie de cortina de nubes blancas – anuncia una voz por la megafonía – Menudo susto. Vuelvo a mirar por el pequeño ojo de buey. ¡Ahí va!, pero si es verdad que la Tierra desde el espacio no es más que una pequeña esfera azul… Increíble.

Qué oscuro está de repente. Alrededor no hay nada. – "Señores pasajeros, estén atentos porque dentro de breves minutos pasaremos cerca de nuestro satélite, la Luna. No es nada que no puedan ver cualquier noche desde sus casas, la peculiaridad es que vamos a rodearla por lo que podrán ver la cara que siempre nos oculta." – Sigo mirando por la ventanita. Detrás se sienta un niño. Si me hubieran traído a mí aquí con su edad, incluso hubiera aprobado naturales…- Atención a la vista a través de la ventana que hay bajo sus pies, ahora mismo llegamos a la órbita de la Luna. Ese gran cráter que ven es el conocido como Mar de la tranquilidad.-

vista de Marte Estaría genial poder flotar por el espacio, tocar una estrella…- "En estos instantes rodearemos Marte. Podrán comprobar por qué lo conocemos como el planeta rojo y es que el terreno de su superficie, de origen volcánico, le confiere ese color"- No hay marcianos. Una pena.

El giro resulta un poco brusco, además, debemos llevar el cinturón tan prieto para no flotar que me estoy angustiando un poco.- Señores pasajeros, durante unos minutos tienen la posibilidad de soltarse los cinturones y experimentar los efectos de la gravedad cero. Si aminoráramos nuestra marcha, que en estos momentos es de 39.000 Km/h, la gravedad de Marte nos atraería hacia sí, por lo que nos estrellaríamos sin remedio .-Qué simpática. Parece que la gente se lo suelta y no pasa nada. Voy a probar.

- Por favor, vuelvan poco a poco a sus asientos. En breves minutos nos dispondremos a aterrizar.- Me siento, me ato el cinturón. Acabamos de pasar la Luna. Oscuridad. ¡Mira! El puntito azul. Ahora es como un garbanzo. Ahora mayor…- Les ruego apoyen las cabezas en el asiento, se ajusten el cinturón y respiren hondo. Vamos a entrar en la atmósfera de la Tierra.- La nave se tambalea, nunca he montado en avión, pero esto debe ser parecido a las turbulencias de las que tanto he oído hablar. Cierro los ojos. Aprieto fuertemente las manos.

Cruzando el espacio



- Ya pueden soltarse los cinturones. Levántense despacio, es normal que se sientan un poco aturdidos.- Qué rojas tengo las manos. Tengo las piernas dormidas; será por la tensión. Menuda experiencia.

Salgo de la nave. Hay fila para subir. Menos mal que estamos en Bremen. No me lo puedo creer. Este parque temático del espacio es increíble. Voy a ver el simulador de Star Trek.A ver quién me convence ahora de que realmente no he estado viajando por el espacio.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

LIDE -

¡Yo también me apunto a un viaje real como ese! Aunque advierto que el parque de atracciones de Bremen tiene realmente buena pinta. Sería un buen entrenamiento para volar más tarde al espacio. Gracias, Isa ;-)

Isa -

La verdad, ya podía ser éste nuestro viaje de fin de estudios... Y no, no estoy hablando del parque de Bremen (aunque seguro que es muy interesante). Me refiero a semejante viaje por el espacio. Qué maravilla.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres