Blogia
sinequipaje

Un viaje de 360 grados

Torre Eiffel, ParísHoy vamos a dar una vuelta sobre nosotros mismos y visitar lo que podemos ver de un solo golpe de vista. Sólo se ha de cumplir un pequeño requisito, estar a 320 metros de altura, en lo más alto del monumento más emblemático de París: la Torre Eiffel.

La Torre Eiffel se construyó para la Exposición Universal de París de 1889, entre una gran polémica de los académicos de finales del siglo XIX. Mide 320 metros y un pesa unas 7.000 toneladas. Está formada por 15.000 piezas metálicas, 2,5 millones de roblones y se apoya sobre cuatro pilares enterrados en enormes bloques de cemento.

Escuela militar

atravesando el Sena


Nos encontramos ahora en la cima de esta obra maestra de ingeniería. A sus pies se extiende el Campo de Marte, un antiguo recinto para maniobras militares en la época de Luis XVII que actualmente es un conjunto de plazas verdes que unen el Sena con la Escuela Militar y que ha sido empleado para emplazar multitud de acontecimientos. Al fondo, como hemos dicho, se encuentra la Escuela Militar encargada por Luis XV como centro de formación de jóvenes soldados. Es una edificación bastante sobria y vertical, con tres alas, la central más elevada y coronada por una cúpula.

Pero el Campo de Marte no es el mayor área verde que podemos ver desde lo alto de la Torre. Hacia el oeste de la ciudad, podemos obsevar el Bois de Boulogne: el parque más grande de París. Esta es una zona de recreo que cuenta con numerosos jardines, caminos, lagos y pistas deportivas.

Desde esta altura, también podemos ver el barrio de Chaillot, uno de los más bellos y tranquilos de París, que apenas cuenta con restaurantes o bares. En esta zona se encuentran las embajadas y los centros oficiales. La colina Chaillot, tambien llamada Trocadero, está presidida por el Palacio de Chaillot, construido para la exposición de 1937.

Museo del LouvreEn nuestra panorámica también destaca un castillo medieval. Se trata del antiguo palacio de los reyes de Francia, que ejerce de museo desde hace dos siglo. El Louvre lleva 800 años situado en la bella capital farncesa, una ubicación revalorizada al amparo de la obra de Eiffel. En este museo se pueden visitar muchas de las grandes obras de la historia
del arte, que van del nacimiento de grandes civilizaciones antiguas hasta la primera mitad del siglo XIX. El Louvre es el museo más grande del mundo y su entrada está conformada por una gran pirámide de vidrio. Habrá que bajar de la Torre para vistarlo.

Otro lugar que salta a la vista desde la Torre Eiffel y que no podemos dejar de visitar si vamos a París es el Arco de Triunfo. En 1806, el entonces emperador de Francia Napoleón Bonaparte ordenó la construcción de este monumento como homenaje a sus ejércitos. Mide 50 metros de alto y 45 de ancho y se sitúa en el extremo occidental de los Campos Elíseos. En las paredes están grabados los nombres de muchos generales y batallas. Al terminar la I Guerra Mundial en 1918, se construyó allí la Tumba del Soldado Desconocido.

Arco del Triunfo



Por último, visitaré el Sacre-Coeur. La basílica del Sagrado Corazón, en la cima de Montmartre, que se concluyó en 1910.
En esta descripción sólo se apuntan unas cuantas sugerencias; la más importante, no dejéis de ir a París y proponednos un itinerario alternativo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres